Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Una vez más, un medio de gran tirada vuelve a actuar en fomento de su propia pérdida de credibilidad. El mismo día que se conoce que, finalmente, el partido de Albert Rivera tiene que indemnizar a su exjefa de prensa por acoso laboral, a Cebrián se le ocurre que cortar la frase de una declaración de Pablo Iglesias por donde convenga para hacer creer poco menos que el líder de Podemos está en contra de que las mujeres estén presentes en la vida política, es una buena idea. Qué jugada, maestro. Craso error.

Sin duda alguna ha dado frutos, pero a la inversa de como estaba previsto. Desde un tiempo a esta parte, la gente ha aprendido que hay que vestirse despacio cuando se tiene PRISA, porque luego pasa lo que pasa. Y ya se empieza a estar muy por encima de cualquier estrategia de manipulación. Con el hagstag #CortaPegaConPRISA ha advertido el intento de tergiversación de la cadena SER. Parece que algunos medios encuentran utilidad en Twitter cuando se trata de encontrar fuentes -las que sean y como sean- para lanzar noticias por doquier, pero no alcanzan a sortear la contra-utilidad de esta misma red social de manos de las lectoras, espectadoras, oyentes, cada día -y por suerte- más críticas.

De todas es sabido que la censura, como tal, no existe en España, pero que sí están activos diversos mecanismos -casi imperceptibles- que propician la autocensura o el acato de según que prácticas por parte de quien finalmente sostiene el bolígrafo. ¿Es lamentable? Bueno, claro, pero más lamentable es –reitero lo dicho en columnas anteriores- querer encontrar periodismo “en medios de comunicación cuya situación de dependencia económica les impide hacer tal cosa”.

[Foto: Wikimedia Commons]